Zona gamer: Tales of Graces f

tales of graces f

Desde que jugué a Tales of Symphonia hace ya muchos años, la saga Tales of, desconocida para mí hasta ese momento, llamó muchísimo mi atención. Por desgracia, el resto de juegos que había eran para consolas que yo no tenía, así que no me tocó otra que esperar años para poder jugar a algún otro juego de la saga. El siguiente que jugué tras el de GameCube y su continuación en Wii, fue el remake de Tales of the Abyss para Nintendo 3DS, pero mi bajo nivel de inglés hacía que me agotara muchísimo jugar demasiado tiempo seguido, así que lo dejé parado. En febrero, y tras terminar el Ni no Kuni, decidí probar suerte con el Tales of Graces f a ver si podía ponerme y terminarlo. Gracias a su inglés más básico, se me hizo muy cómodo jugar, así que tras 58 horas estoy aquí, hablando sobre mi primer Tales of en inglés terminado, sobre mi primer RPG en inglés completado.

Antes de empezar a jugar al Tales of Graces f ya había leído muchas críticas sobre el juego, no tantas por ser un mal juego dentro del género de los RPGs (que también), sino más por ser un malo Tales of a diferencia de otros juegos de la franquicia. Todas estas críticas me habían asustado y pensaba que me encontraría con un juego horrible, pero al final resultó no ser para tanto. Tales of Graces f flojea en muchos aspectos y eso se nota a lo largo de todo el juego, pero eso no hace que se convierta en un juego malo, solamente que es más que probable que pase por nuestra vida sin pena ni gloria.

Lo primero que notamos nada más empezar el juego es que, aunque Tales of Graces f sea un remake del original de Wii y por ello haya sido mejorada su versión de PlayStation 3, sus gráficos están lejos de, por ejemplo, los del Tales of Xillia. Es un juego correcto que disfrutaremos por su bonito colorido, pero que estará lejos de sorprendernos en este aspecto. Las escenas animadas no son una excepción, las pocas que hay tienen una QUALITY que echa para atrás.

La historia del juego es entretenida pero está lejos de ser un gran guión y, sobre todo, es muy previsible. Los personajes también pecan de ser demasiado planos y no son capaces de ganarse el cariño del jugador, exceptuando a Pascal, el mejor personaje de todo el juego desde mi punto de vista, la ternura de Sophie, o el afán de Asbel de hacer todo lo posible por proteger a las personas que quiere. La historia es, quizá, donde me he quedado más descontenta ya que esperaba más, por lo que el capítulo extra que lleva este remake se me ha hecho un poco largo: al final estaba deseando terminarlo.

El sistema de combate es, por el contrario, de lo mejorcito. Es muy adictivo y divertido. Y qué decir de la música. Aunque en esta ocasión no sea lo mejor de Motoi Sakuraba, sigue siendo una OST muy muy destacable, con mucha variedad de canciones y que se adaptan perfectamente a cada momento.

En general, Tales of Graces f es un JRPG muy entretenido, con un buen sistema de combate, pero con una historia y personajes un poco flojos, por lo que puede dejar un sabor de boca un poco agridulce. Suerte que Sophie y Pascal están ahí para dar al juego los momentos más divertidos y bonitos y, por lo tanto, sacar las castañas del fuego a un juego con muchas faltas.

Sophie y Pascal

Quizá quisiste decir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>